DSC04592 2

Publicado el

 

por Gabriela Oria

¿Por qué elegir un parto natural para en nacimiento de mi hijo? Es la pregunta de muchas mujeres embarazadas que buscan la mejor opción para proteger la vida y la salud de sus bebés, cuyo nacimiento se aproxima semana a semana.

No debemos soslayar la importancia de que la mujer embarazada se cuide, haga ejercicio, se alimente sanamente y acuda puntualmente a sus consultas prenatales con el ginecólogo para asegurarse que tanto ella como su bebé se encuentren en condiciones óptimas de salud. Estar sana durante el embarazo es lo normal y es lo mas común por lo que la mayoría de las embarazadas pueden optar por un parto natural y es que sólo las que sufren alguna enfermedad requieren que el médico realice intervenciones según sea el problema especifico del que se trate.

Respetar el proceso fisiológico natural del parto implica esperar pacientemente a que el parto inicie espontáneamente y permitir que se desenvuelva a libre evolución, pues de esta manera sucede con gran armonía y favorece la salud tanto de la mamá como del bebé que esta por nacer.

El parto natural  se lleva a cabo sin las intervenciones medicas rutinarias tales como suero en la vena con oxitocina, bloqueo peridural, o episiotomía  porque no son necesarias.

Durante el proceso del parto natural la mujer debe estar acompañada continuamente por su marido  o por alguna persona que ella elija  y le ayude  a caminar, ir al baño, meterse a la regadera o a la tina,  de modo que ella tenga libertad para moverse y adoptar las posiciones en las que se sienta cómoda con libertad de alternar y cambiar de posición cuantas veces lo desee ya que de esta manera se facilita el proceso y la mujer puede manejar adecuadamente las intensas sensaciones que experimenta durante las contracciones uterinas propias del trabajo de parto activo.

Para enfrentar el dolor que se presenta con las contracciones la mujer que opta por un parto natural puede utilizar algunas estrategias muy efectivas como relajarse durante las contracciones y respirar profundamente, contar, visualizar  o repetir una frase motivadora y que le ayude a concentrarse.  La ventaja de conservar las sensaciones es que le sirven a la mujer para saber que hacer, son una guía que la conducen al momento en el que ya este lista para pujar para dar a luz a su bebé y ayudarlo realmente a nacer utilizando la posición vertical mas apropiada para ella, manejando la fuerza de su pujo ayudando a su hijo a descender por el canal del parto  hasta que al salir de su cuerpo lo reciba entre sus brazos encontrándose con él por primera vez cara a cara, mientras el cordón umbilical  deja de latir y se expulsa la placenta.

Es necesario que el médico que reciba al bebé cheque su estado de salud al nacer, lo evalúe  cuidadosamente y lo asista si fuese necesario. Una vez que este seguro del bienestar del bebé debe promover que su madre lo amamante por primera vez dentro de la primera hora a partir de su nacimiento para que se establezca la lactancia y se fortalezca el vínculo de apego con sus padres.

El parto natural es una excelente opción en salud para la madre y el recién nacido. Es un reto que exige un gran esfuerzo  para las madres que lo eligen y al mismo tiempo es un gozo enorme, una satisfacción indescriptible, una enorme experiencia de la pareja humana que recibe a su hijo con todo el amor de que son capaces habiéndose entregado en plenitud.

ARTICULOS DE NUESTRO BLOG

Etapas del trabajo de parto, como identificarlas

Por Gabriela Oria El trabajo de parto es una función maravillosa propia de la mujer en la cual se involucran todas las dimensiones de la madre, por lo que ciertamente

El tiempo que pasas con tus hijos, es trabajar por la paz

Por Gabriela Oria “La familia es la primera e insustituible educadora de la paz” Nuestro mundo actual, marcado gravemente por la violencia, el crimen organizado y la impunidad, es una