DSC05463

Es una forma de atención en la que el bebé en cuanto nace,  permanece siempre con su madre. Durante la estancia en el hospital que puede ser de dos o tres días el bebé permanece junto a su mamá de dia y de noche. Esta práctica es común y generalizada en los hospitales de servicios públicos por las ventajas que tiene para la salud del recién nacido. Se coloca el bacinete (cunita) junto a la cama de la mamá de modo que pueda dormir cerquita de ella o bien ella lo carga en su cama donde lo amamanta y también pueden dormir juntos abrazados (colecho).

Favorece el sano inicio de la lactancia materna que protege la vida y la salud del bebé recién nacido asi como el apego entre el bebé y sus padres. Es un tiempo maravilloso para conocerse y para aprender a convivir y a relacionarse juntos. De igual manera la madre se empieza a encargar de los cuidados básicos de su bebé mientras cuenta con la supervisión y apoyo del personal de salud del hospital.

Con el alojamiento conjunto, cuando la madre es dada de alta y se va a casa, se siente segura y confía en su capacidad para amamantar a su bebé y para atenderlo adecuadamente ya que éstos primeros dos a tres días con  él, le permiten desarrollar su habilidad natural para criar a su bebé desplegando su fortaleza, su gran sensibilidad y empatía con su bebé asumiendo sorprendentemente su maternidad.

ARTICULOS DE NUESTRO BLOG

El paso por el canal del parto ofrece grandes beneficios para el bebé

Por Patricia Ochoa El canal del parto,  comúnmente conocido como vagina, es el trayecto final que el bebé recorre cuando deja el útero para llegar a su meta: el encuentro

Asombro ante el valor de la vida humana

Por Jessica Aarún Cordero, Ana Gaby Gómez, Gabriela Martínez, Rosa María Requejo, Ana María Villamor   ——- El hombre tiene una inclinación natural a ser filósofo, motivado por quererse explicar