Publicado el

Es un esfuerzo reflejo de la madre que se presenta durante las contracciones de la expulsión, que ayuda a mover al bebé por el canal del parto para nacer.
Pujar es una función natural. Lo que debes hacer solamente es permitir que tu cuerpo responda a la necesidad natural de hacerlo, pujando justamente como el cuerpo te lo pide. Tu cuerpo reacciona a la presión que la cabecita del bebé ejerce sobre tu piso pélvico cuando va descendiendo por el canal de parto. Debes mantener esta musculatura relajada para que se distienda suavemente y se abra poco a poco permitiendo la salida del bebé de forma armoniosa y saludable. No es necesaria la anestesia para dar a luz, al conservar todas tus sensaciones podrás ayudar mejor a tu bebé a nacer experimentando el gran gozo de recibir a tu hijo.

Entrégate y confía, tu cuerpo trabaja con una fortaleza increíble, propia de la mujer en este momento de su vida, relájate y permite que nazca tu bebé, ayúdalo a nacer empujándolo poderosamente al mismo tiempo que te abres por completo con gran confianza.
El intenso trabajo de pujar lo manifiestas con tu respiración y tus expresiones orales que muestran el gran esfuerzo que estás realizando al dar a luz.
Debes tener libertad de movimiento mientras pujas para que elijas la posición que te acomode y puedas modificarla según lo necesites, las posiciones verticales son las más recomendables durante el período expulsivo.

ARTICULOS DE NUESTRO BLOG

El paso por el canal del parto ofrece grandes beneficios para el bebé

Por Patricia Ochoa El canal del parto,  comúnmente conocido como vagina, es el trayecto final que el bebé recorre cuando deja el útero para llegar a su meta: el encuentro

Cuando hablar de sexualidad a mis hijos??

Por Gabriela Oria Es frecuente que los padres tengan duda o se pregunten cual será el mejor momento de hablar de sexualidad a sus hijos y muchas veces experimentan gran