Publicado el

Es el anillo óseo que une a la espina dorsal con las piernas. Está formada por el sacro, 2 iliacos y el cóccix. Su abertura central forma las paredes del canal del parto por el que el bebé tiene que descender para nacer. La parte más estrecha son las espinas isquiáticas, cuya distancia entre cada una debe ser de 10 cm.
Está estudiado que si la madre tiene libertad de movimiento y cambios de posición, por acción de la relaxina la pelvis puede dar de sí hasta un 30%, facilitando así el descenso del bebé.

ARTICULOS DE NUESTRO BLOG

Lo que hay que saber sobre el recién nacido.

En las primeras horas de vida, específicamente los primeros 90 minutos, el bebé se encuentra en un estado de alerta pero calmado, tranquilo y esto se debe a un elevado 

El parto: transformación de mujer a madre

El parto, en la asombrosa naturaleza humana femenina, es una función normal, natural y saludable. La mujer es capaz de parir de manera prodigiosa y al hacerlo, atraviesa por una