Publicado el

El parto se humaniza cuando los padres y, en especial la madre, participan, se preparan, deciden libremente y planean el nacimiento de su bebé implementando prácticas de atención que favorecen el parto natural y saludable. Estas prácticas son:
1. Permitir que el parto inicie por sí mismo.
2. Que la mujer dé a luz libre de intervenciones médicas rutinarias.
3. Que la mujer tenga libertad de movimiento, en todo momento, durante el trabajo de parto y el nacimiento.
4. Que la mujer adopte posiciones verticales durante la expulsión.
5. Que la mujer goce de apoyo continuo de un familiar o una doula durante el trabajo de parto y el nacimiento.
6. Que el bebé permanezca, en todo momento, al lado de su madre durante su estancia en el hospital.

La implementación de este tipo de atención nos ha llevado a constatar que la mujer puede dar a luz gozando de un parto humanizado, natural y saludable, transformándose de forma sorprendente al asumir su maternidad.
El parto humanizado implica reconocer la dignidad y lo sublime del momento en que nace un bebé. Es intervenir medicamente de forma oportuna solamente si la madre o su bebé enferman, explicándole con detenimiento y claridad las soluciones que médicamente se ofrecen haciéndola participe de la toma de decisiones respecto al cuidado de su salud.

ARTICULOS DE NUESTRO BLOG

La lactancia, extraordinario vínculo de amor entre madre e hijo

Por Gabriela Oria Sentimientos  intensos y profundos se establecen en la relación de un bebé con su madre durante la lactancia…..   “…Salir del vientre y encontrarme con mamá entre los

Parto psicoprofiláctico: un cambio en la atención del nacimiento

Por Gabriela Oria Los principios tradicionales del “parto psicoprofiláctico”  se originaron en Rusia y luego en Francia a principios del siglo XX. Desde 1930, el médico inglés Grantly Dick Read