Publicado el

En 48 a 72 horas después del nacimiento el cuerpo de la madre produce la leche, el calostro cambia a leche y aumenta en cantidad en relación a la succión del bebé.
Cada vez que amamantas notarás que la primera leche que ofreces al bebé es delgada y acuosa con una coloración ligeramente azulada o violácea. Contiene gran cantidad de agua que satisface la sed de tu bebé. Conforme pasan varios minutos al amantar notarás que el aspecto de la leche se modifica ya que ahora la leche tiene mayor concentración de grasa, es mas blanca, se ve cremosa y tiene un efecto calmante en el bebé, lo satisface y le ayuda a aumentar de peso.
Es importante que cada seno se vacíe por completo para que el bebé esté bien nutrido, por ello te recomendamos amamantarlo hasta que se satisfaga o se duerma contento. Los primeros días esto sucede habiéndolo alimentado solo de un seno, no te preocupes, a la siguiente comida aliméntalo con el otro lado y asegúrate que también se vacíe por completo.

ARTICULOS DE NUESTRO BLOG

Amamanta a tu bebé, ¡vale la pena!

Por Gabriela Oria Ante los beneficios de salud física, emocional y social de la lactancia materna, es indispensable apoyar esta práctica de manera eficaz. Es por ello que dedico las

Cuando hablar de sexualidad a mis hijos??

Por Gabriela Oria Es frecuente que los padres tengan duda o se pregunten cual será el mejor momento de hablar de sexualidad a sus hijos y muchas veces experimentan gran