Publicado el

Es la función natural de la mujer que sirve para alimentar al bebé con leche materna, a través del seno materno, es la continuidad del parto.
Es la mejor alimentación que se le puede ofrecer al bebé, tiene un alto contenido de inmunoglobulinas, es de fácil digestión y absorción; cuenta con todos los nutrientes que el bebé va necesitando. La producción de leche va a depender de la succión del bebé, por eso es importante amamantar a libre demanda.
Para una lactancia exitosa la madre necesita conocimiento, decisión firme, apoyo, contención y confianza.
La OMS promueve la lactancia de manera exclusiva los primeros seis meses de vida y lo ideal es prolongarla hasta los dos años de edad del bebé.
La leche materna no es sólo alimento, sino sobre todo amor, comunicación, sostén, presencia, cobijo, calor, palabra, sentido….
Fisiología de la lactancia:
Desde las 16 semanas de embarazo los senos tienen la capacidad de producir leche por lo que algunas mujeres pueden notar algunas gotas de calostro que es la primera secreción que el pecho ofrece desde el embarazo. Esto significa que cuando nace el bebé tu ya tienes listo el calostro para alimentarlo y satisfacer sus necesidades desde el primer momento. En 3 a 5 días empezarás a producir propiamente leche y el volumen que tu bebé requiera si mantienes una buena estimulación alimentando al tu bebé a libre demanda de día y de noche.
La estimulación del pezón a través de la succión del bebé para alimentarse, envía mensajes a la glándula pituitaria en el cerebro de la madre para que secrete la hormona prolactina que se encarga de estimular a la glándula mamaria para que produzca leche.
También se libera hormona occitocina encargada de contraer las células mioepiteliales que rodean a la glándula mamaria para bombear la leche hacia los conductos galactóferos que finalmente llegan al pezón. A esto de le llama reflejo de emisión o reflejo de eyección de la leche que puede o no acompañarse con sensaciones como, cosquilleo, calor y turgencia. Las emociones, fatiga y tensión pueden retardar esta respuesta sin embargo basta con unos segundos de succión del bebé para que se obtenga y notes la presencia de la leche en la boca de tu bebé.
El reflejo de emisión puede estimularse además de la succión, por el llanto del bebé, olores que te lo recuerden, pensar en tu bebé, ver otros bebés o masajear suavemente el seno antes de usar una bomba para extraer leche.
La occitocina también ayuda a que la madre se mantenga relajada .

ARTICULOS DE NUESTRO BLOG

¡Estás embarazada!

Por Gabriela Oria     Inicia la aventura: el momento en que el espermatozoide se funde con el óvulo marca el comienzo de la vida de una nueva persona humana:

Lo que hay que saber sobre el recién nacido.

En las primeras horas de vida, específicamente los primeros 90 minutos, el bebé se encuentra en un estado de alerta pero calmado, tranquilo y esto se debe a un elevado