Publicado el

Son ejercicios que se hacen a nivel del piso pélvico con la finalidad de fortalecer los músculos que dan soporte a estructuras como la vagina, recto y uretra, esto ayuda a evitar problemas de incontinencia urinaria y fecal así como a estimular la circulación. Todas las mujeres deberían hacer estos ejercicios para disminuir el riesgo de estos problemas.
Consiste en contraer y relajar estos músculos y lo ideal es hacerlos varias veces al día.

ARTICULOS DE NUESTRO BLOG

Prevención y detección del cáncer en la mujer

Por Gabriela Oria El Centro de Estudio y Formación Integral de la Mujer (Cefim), en colaboración con la Clínica Mayo, organizó una importante conferencia impartida por el Dr. Javier Magriña

¿Qué huella podemos dejar en nuestros hijos?…. Soy una doula.

Por Patricia Ochoa Recuerdo que hace muchos años en cada cumpleaños disfrutaba  platicarles a cada uno de mis hijos cómo habían nacido. En un principio las anécdotas eran simples y