Publicado el

Es el procedimiento por medio del cual se administra por via intravenosa “occitocina artificial” con el objetivo de estimular la frecuencia y la intensidad de las contracciones uterinas ya existentes para acelerar el trabajo de parto. Debe existir una razón médica importante que justifique la conducción del parto, ya que lo mejor para la salud de la madre y el bebé es que el trabajo de parto progrese a libre evolución. La occitocina administrada de manera artificial por la vena bloquea el estímulo para la liberación de endorfinas que ayudan y protegen a la madre de manera natural durante su trabajo de parto por lo que la madre experimenta mayor dolor durante sus contracciones.

ARTICULOS DE NUESTRO BLOG

El vínculo de apego entre la madre y su bebé inicia durante el embarazo

Hablar del vínculo de apego afectivo y emocional es hablar de la comunicación materno-filial que forma parte del proceso biológico natural del embarazo. Esto permite que durante la gestación se

Maternidad: vivencia que enriquece

Las personas hemos sido creadas en dos versiones: hombre y mujer. Ambos compartimos la misma naturaleza humana específica y maravillosa. Somos espíritus encarnados, capaces de amar y con un enorme