Publicado el

Es una cirugía por medio de la cual se retira el prepucio que cubre la cabeza del pene del bebé. Se hace por razones culturales, religiosas y familiares generalmente.
Se realiza con analgesia y sana en pocos días, requiere lavarse con agua tibia, se le aplica vaselina y se cubre con una gasa los primeros días.
No todos los bebés la requieren por lo que los padres deben comentar con el pediatra las ventajas y desventajas para su bebé en concreto ya que los beneficios en general no son significativos como para realizarla de forma rutinaria.
Si el bebé no fue circuncidado no se debe forzar hacia atrás la piel del prepucio, esto sucederá poco a poco y podrá retraerse por completo hasta que el niño tenga 3 o 4 años.

ARTICULOS DE NUESTRO BLOG

El parto nos transforma en madre y en padre

por Gabriela Oria El período de gestación en los seres humanos es de  aproximadamente de 280 días,  es decir, 40 semanas, tiempo en que a partir de la fecundación del

Contacto piel a piel en la maravillosa primera hora de vida

En la primera hora de la vida el bebé recién nacido despliega un comportamiento instintivo  característico, demostrando gran habilidad y destreza para mantener el vínculo de apego con su madre