Publicado el

Es la hormona del estrés y es la encargada de preparar a las personas en situaciones de emergencia.
Durante el trabajo de parto en situaciones donde la madre se siente con miedo y estresada su cuerpo liberará adrenalina inhibiendo así la acción de la occitocina prolongando el trabajo de parto porque ésta inhibe las contracciones uterinas; reacción que puede revertirse si la madre se tranquiliza y recupera su confianza en dar a luz.

En el parto natural se libera durante las últimas dos contracciones antes del nacimiento lo que ocasiona que la madre tenga un destello de energía, concentración y fuerza. El bebé también libera esta hormona y es por eso que cuando nace está en un estado de alerta máximo, con sus ojos abiertos y pupilas dilatadas. La madre queda fascinada con los ojos de su bebé cuando ambos se miran por primera vez.

ARTICULOS DE NUESTRO BLOG

Nutrición saludable, el inicio de una maternidad responsable

Por Gabriela Oria.   La maravillosa capacidad con que la naturaleza dotó a la pareja humana para concebir a un bebé implica que, como mujer, has recibido la fortaleza para

Planeando mi parto

por Gabriela Oria Planea tu parto para que logres realizar tus anhelos y recibir a tu bebé con gozo y salud. Te puede ayudar a tener cada día mayor confianza