la foto

Publicado el

Por Gabriela Oria LCCE, FACCE, CD.
Coordinadora académica de la Especialidad en Educacion Perinatal de la Universidad Anahuac

La Educación Perinatal, dirigida a las parejas que están esperando un bebé es una contribución en el modelo de atención materno infantil que favorece la normalidad del parto.

La mortalidad materna sigue siendo muy alta en México 50 en 100 000, cifra que varia según la fuente consultada.

Uno de los retos mas importantes para cualquier pareja es el nacimiento de sus hijos ya que con su llegada todo cambia para poderlos recibir, acoger y criar adecuadamente. Es por ello que tener la oportunidad de preparase para el parto es de enorme beneficio para entender el proceso, para saber que hacer y sobre todo para reconocer la trascendente misión que se les ha encomendado para hacerse cargo de un nuevo ser humano que llega a la vida.

Los profesionales de la salud así como los padres deben conocer este modelo de atención que la Organización Mundial de la Salud propone y que Lamaze International recoge concretándolo en seis prácticas de atención para favorecer el parto normal, seguro y saludable. Estas recomendaciones están basadas en la evidencia científica mas reciente. Las enumero y explico a continuación:

1. Permitir que el parto inicie por si mismo, es decir saber esperar con paciencia a que la mujer presente síntomas de estar en trabajo de parto de forma espontánea, evitando el uso rutinario de medicamentos y maniobras para inducirlo. Esta práctica es mas saludable pues es frecuente que inducir el parto resulte en bebés de bajo peso pues a veces no se sabe con certeza la edad del embarazo y un bebé que nace antes de tiempo tiene mayores dificultades para enfrentar la vida extrauterina y mas probabilidades de requerir incubadora o cuidados intensivos.

2. Asegurarse que la mujer en trabajo de parto tenga la posibilidad de moverse y cambiar de posición de acuerdo a sus necesidades, tantas veces como lo requiera, es decir evitar confinarla acostada en cama, que pueda ponerse de pie, caminar, sentarse, ir al baño, usar la regadera o la tina, ponerse de rodillas o cuclillas ya que el movimiento favorece el parto normal y le ayuda a enfrentar mas fácilmente la incomodidad, el cansancio y el dolor que se presenta durante las contracciones uterinas en el parto.

3. Que la mujer en trabajo de parto este acompañada por su marido, por algún familiar que ella elija o por una doula (acompañante profesional en el parto). Esta sencilla práctica facilita enormemente el parto pues la mujer cuenta con el apoyo y consuelo de alguien querido, lo que evita que se sienta sola e indefensa incrementando su confianza en su capacidad de dar a luz.

4. El trabajo de parto debe realizarlo evitando intervenciones medicas rutinarias ya que éstas solo deben utilizarse en casos específicos y por indicación médica justificada. Concretamente esta práctica de atención se refiere a que el personal de salud juzgue cuidadosamente cuando es realmente necesario utilizar las intervenciones comunes en el parto como son la inducto-conducción de las contracciones, el enema evacuante, la tricotomía o rasurado del vello púbico, la ruptura artificial de las membranas (fuente), el bloqueo peridural, la episiotomía, los fórceps y la operación cesárea entre otras.
Y es que el uso indiscriminado de intervenciones médicas cuando realmente no son necesarias lejos de representar un beneficio pueden ser contraproducentes para la dinámica del trabajo de parto y para la salud de ambos la madre y su hijo.
Ciertamente algunas mujeres presentan dificultades serias en el parto y practicarles una operación cesárea puede salvarles la vida a ellas o a sus hijos, sin embargo, estos casos son los menos por lo que la Organización mundial de la salud sugiere que la cesárea tenga un índice máximo del 15%.
A pesar de ello en nuestro país el índice nacional es extremadamente alto, del 42% según datos de la secretaria de salud y en los hospitales privados es frecuente observar que a 8 de 10 mujeres se les practica la cesárea y por supuesto en muchos de los casos de forma electiva sin que realmente exista un problema grave de salud que la justifique. México tiene el primer lugar mundial en cesáreas.
Aunque sabemos que la cesárea es una operación quirúrgica cada vez mas segura, su abuso pone en riesgo la salud y la vida de las madres por lo que su uso indiscriminado por elección debe ser evitado.
La educación perinatal permitirá a las madres identificar aquellas circunstancias que se salen de lo normal y requieren vigilancia médica, tratamiento e intervenciones participando en la toma de decisiones para tener una atención oportuna.

5. Las posiciones verticales para el parto favorecen la normalidad del nacimiento por lo que la mujer debe ser animada a pujar durante la etapa de expulsión en aquella posición que mas le acomode y que pueda intercambiarlas para ayudarse a si misma a dar a luz a su bebé. Me refiero específicamente a que se le permita a las madres a pujar sentadas, en cuclillas a hincadas, sosteniéndose de una cuerda gruesa que pende del techo de algunas salas de partos o en la tina en agua, evitando la posición tradicional que todavía es muy usada en los hospitales llamada de litotomía en la que la mujer se encuentra acostada sobre su espalda con las piernas abiertas inmovilizadas sobre unos estribos fijos, posición en la que se le dificulta mucho dar a luz y requiere mas ayuda del personal de salud e incluso de mas intervenciones que si se le permite pujar en alguna otra posición mas cómoda para ella.

6. Por ultimo la Organización Mundial de la salud recomienda que en cuanto nazca el bebé permanezca con su madre en contacto piel a piel evitando separarlo de su madre por lo menos durante la primera hora de vida o hasta que amamante por primera vez ya que esta sencilla practica tiene enormes beneficios en salud.
Cuando el bebe está con su madre en contacto piel a piel, el organismo materno produce el pico mas alto de occitocina que es una hormona fabulosa que facilita el apego entre el bebé y su madre; además sus efectos hacen que la placenta sea expulsada con mas facilidad y previene una hemorragia que comprometa la salud de la madre.

Otra enorme ventaja para el recién nacido es que cuando la madre lo toma dándole la bienvenida al mundo, lo abraza, lo acaricia y le permite que busque su pezón para ser amamantado, el bebé se coloniza con las bacterias de su madre iniciándose la formación de su micro bioma es decir su cuerpo dará la bienvenida a las bacterias buenas que lo protegerán de las agresiones del ambiente por el resto de su vida, será un bebe que enferme menos pues estará mucho mas protegido.
La naturaleza esta perfectamente bien diseñada y en la primera hora contempla que el recién nacido reciba el calostro de su madre que es la primera secreción que el pecho ofrece y que es rica en anticuerpos además de ser un excelente laxante que ayudará al bebe a expulsar el meconio en sus primeras evacuaciones.

Permitir que el bebé permanezca con su madre favorece el sano y armonioso inicio de la lactancia y la madre experimenta un sentimiento de seguridad en si misma pues aprende a amamantar de forma sencilla como si siempre lo hubiera hecho.

Este es un modelo de atención ideal para las madres sanas (que son la mayoría) ya que preserva la normalidad de la función del parto protegiendo la salud de la madre y del recién nacido.

ARTICULOS DE NUESTRO BLOG

Entrevista para Salud en Cuerpo y Alma de Excélsior

Respuestas de Gabriela Oria, educadora perinatal 1.    ¿Qué es el parto? El parto es la función natural que realiza la mujer para dar a luz a sus hijos. 2.    ¿Cuántos

¿Quién es el embrión humano?

Los avances de la tecnología moderna nos permiten observar e incluso filmar y fotografiar al ser humano dentro del cuerpo de su madre desde las más tempranas etapas de su